13/09/2012 Entrevista con Héctor “Pichi” Campana

“Quiero ser intendente de Córdoba”

A pocos minutos de comenzar la charla, aclara que nunca se imaginó que iba a involucrarse en la función pública. Igualmente, el ex basquetbolista cordobés, remarca que siempre le interesaron los temas políticos y estar bien informado.

Su carrera como deportista comenzó a los 11 años cuando, casi de casualidad, decidió probar suerte con el Basquetbol. Y le fue bien. Pasaron 4 años para que Pichi Campana debute en primera división con las Redes Cordobesas.

En la actualidad, desempeña el cargo de concejal por Unión por Córdoba, tras finalizar su mandato como vicegobernador en la provincia de Córdoba por el Partido Justicialista.

Al hacer un repaso sobre sus comienzos como político, Campana recuerda que “la oportunidad que se le dio, tanto a él como a mucha gente que no tenia militancia, fue después del famoso ´que se vayan todos´ del 2001”. “Me pareció que era momento de involucrarse, de trabajar para mejorar la calidad de vida de la gente”, destaca.

“Me vinieron a buscar a mi casa”, así fue como se vinculó con Luis Juez (actual senador nacional) quien le ofreció integrar la lista de concejales de su partido en el 2003. Más tarde, acompañaría a Juan Schiaretti en la gobernación de la provincia.

El concejal reconoce que “llevar adelante su trabajo muchas veces no le es fácil”, pero recomienda “perseverar y seguir adelante”. Según describe, persigue un claro objetivo: “luchar para renovar la dirigencia política”. Pero su anhelo no culmina allí y va más lejos: espera algún día llegar a ser intendente de la Ciudad de Córdoba.

Algo desilusionado, admite que “hay un alejamiento entre el funcionario público y la sociedad, producto de no poder resolver los problemas elementales que tiene el pueblo argentino”. Sin embargo, en su caso particular, admite que gracias a ser una figura pública, la gente lo reconoce y siempre le acerca alguna inquietud.

A lo largo de estos casi 10 años de carrera política,  Héctor “Pichi” Campana aprendió que “a pesar de estar del otro lado del mostrador, las dificultades son mucho mas difíciles de lo que uno pensaba” y afirma que “por la burocracia del Estado, muchas veces las soluciones llevan tiempo”. Al finalizar, igual insiste: “Eso es lo que tenemos que cambiar, cuando el ciudadano tiene necesidades hay que tratar que la solución llegue en el menor tiempo posible”.

Notas relacionadas

Turnos de cremación con 6 meses de demora


Buscan reponer los fondos de la Ley de Bosques


“La debilidad básica está en que nuestros controles no son vinculantes”


“El Consejo de la Magistratura está paralizado”


“Hay un debilitamiento de los organismos de control”


“La corrupción empieza cuando un gobierno toma una decisión que sólo beneficia a los más ricos”