15/10/2012 En la vía pública

El impacto de las pantallas LED bajo análisis

A raíz de la controversia desatada por la instalación de una megapantalla en la esquina de Corrientes y Carlos Pellegrini, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial decidió estudiar los niveles de luminancia y de qué manera interfirieren con las señales de tránsito. Por su parte, la legisladora porteña Adriana Montes asegura que estos carteles “provocan una distracción en los conductores” que puede provocar graves accidentes.

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) decidió estudiar el impacto en la Ciudad Buenos Aires que provocan las pantallas LED en la vía pública. Pese a que aún no existe una normativa que reglamente los máximos lumínicos permitidos, el análisis ya es solicitado en varias provincias del país.

El proyecto surgió entorno a la controversia desatada por la instalación del cartel de la marca Coca Cola, ubicado a metros del obelisco, que según informaron desde el INTI es el más grande de Latinoamérica con 27 x 21 metros. El estudio consiste en una medición realizada por un luminancímetro digital que registra la luminancia para cada uno de los ocho colores que componen la imagen proyectada, tanto de día como de noche.

“Desde el Gobierno porteño se les esta pidiendo a todos los  propietarios de los carteles instalados en la Ciudad un estudio de equivalencias en el INTI”, contó a gestionpublica.info Eduardo Yasan, integrante de la Unidad Técnica de Luminotecnia del Centro INTI-Física y Metrología. Según afirmó, este análisis sería condición para obtener una rehabilitación.

Parte del estudio consta de una completa serie de fotografías desde el punto de vista del conductor de un vehiculo y da cuenta de qué es lo que entra en su campo visual en el transcurso del pasaje por el frente del letrero. “De ese modo vemos cómo aparece el cartel y notamos en qué zona y de qué manera interferiría en una señal de tránsito, más allá de verificar los niveles de luminancia”, explicó Yasan.

Los parámetros con los que deberían funcionar las pantallas, según los estudios que realiza el INTI, para una matriz de colores que involucra un diagrama de barra y considere también el color blanco, se estipula un máximo de 450 candelas por metro cuadrado durante la noche, y en horario diurno hasta 5 mil candelas, siempre y cuando las imágenes no sean de variación rápida, sino que permanezcan dos o tres segundos.

Los datos de accidentes de tránsito por distracción en la vía pública “son muy complejos de recabar”, indicó Yasan. Según agregó, “hay estadísticas de accidentes de tránsito ocasionados en horas y épocas del año en muchos municipios pero por otras cuestiones, pero por causas de letreros es muy difícil. Puede ser porque no haya pasado el tiempo suficiente para armar una base de datos. Necesitaríamos un año de trabajo”.

Respecto a la habilitación de carteles o la suspensión de su uso por no cumplir con los parámetros establecidos, Yasan explicó: “Eso depende del Gobierno de la Ciudad. Nosotros emitimos un informe donde vemos si es posible o no hacer estas variaciones y si se puede regular la intensidad del cartel. Pero no somos autoridad de aplicación como para permitir o prohibir algo. Sólo hacemos los estudios específicos”.

Además de la megapantalla LED de Corrientes y 9 de Julio, se estudiaron los cinco letreros del obelisco, ubicados en Corrientes y Florida, Cabildo y Congreso y en Córdoba en la bifurcación de Estado de Israel, entre otros.

Por último, desde el INTI indicaron que el estudio traspasó los límites de la Ciudad de Buenos Aires: “Hemos tenido varias consultas desde las provincias de Córdoba, Mendoza y Neuquén. Pero como todavía no existen más que cuestiones de recomendación y no hay una Ley de pautas vigente, están esperando para avanzar en el tema”, comentó Yasan.

En la Legislatura porteña

La diputada Adriana Montes, del bloque Bases para la Unión, presentó en la Legislatura porteña tres proyectos de resolución donde solicita al Poder Ejecutivo información sobre los carteles lumínicos instalados en Carlos Pellegrini y Corrientes, Juramento y Cabildo y Corrientes y Florida. Puntualmente, solicita documentación acerca de los estudios de impacto ambiental realizados, si la pantalla LED afecta la calidad ambiental dado el brillo de sus luces o frecuencia en su encendido y si cumplen con las condiciones de instalación establecidos en la Ley 2936 de Publicidad Exterior. Entre otras cosas, Campos asegura que los carteles publicitarios generan “distracción en aquellos conductores que circulan por la avenida” y pueden provocar accidentes dada a su posición y tamaño.

Notas relacionadas

Impulsan un paquete de leyes anticorrupción


Doce años sin Defensor de la Niñez


Pasar de un Estado bobo a un Estado inteligente


Renuevan tres cargos en la AGN


Jornada de control, transparencia y participación


Vuelven a impulsar la reglamentación del artículo 85