04/01/2013 Entrevista

“La información debe ser producida libremente, circular sin restricciones"

*Por Facundo Martínez. Lo aseguró la periodista María Seoane, directora de Radio Nacional. Según dijo, desde su emisora se defiende lo público sobre lo privado y lo estatal sobre lo corporativo. Aclaró que cubren de manera regular actos de la oposición.

Cuando usted asumió como directora sostenía que la Radio Nacional tenía que aceptar la pluralidad de voces de los distintos sectores sociales y políticos. ¿En qué medida se acercó en estos tres años a ese objetivo?

La radio se transformó en una radio verdaderamente federal. Tenemos 48 emisores y en todas ellas se producen programas con periodistas y producciones locales. No son repetidoras, sino que son emisoras que están integradas en un sistema de formación y de capacitación profesional. También estamos equipando a la radio, porque la Radio Nacional fue saqueada entre 1976 y 2001, cuando el Estado se convirtió en un botín para las corporaciones. Nos dejaron un Estado endeudado y con su patrimonio vendido.

¿Qué se ha hecho para contrarrestar esto?

Profesionalizamos la radio y los programas, que están conducidos y hechos por periodistas con una enorme libertad y con una línea editorial que tiene una sola definición: defender lo público sobre lo privado y lo estatal sobre lo corporativo. Además nosotros bregamos por la democracia y los derechos humanos. Lo hacemos con la convicción de que debe tener voz la mayoría política elegida por la sociedad argentina, que es el Gobierno Nacional. Los periodistas que están de acuerdo con eso son los que conducen nuestros programas. Es un pacto, como el que tienen los medios privados con sus trabajadores, que no pueden hablar mal de un anunciante. Ahora, en materia de tecnología, hemos invertido en transmisores y también en equipos de aire,  hemos renovado el plantel tecnológico de toda la Radio. Todo este proceso conlleva a obras civiles, que quedan para nuestros hijos y la posteridad. Obras que, además, implican muchos controles, reglas del Estado que se deben cumplir. El espíritu público es como el espíritu de la colmena.

¿Hay lugar para la oposición al gobierno en la Radio?

La línea de los medios públicos es la de respetar a la mayoría política y social que eligieron los argentinos. Pero, además, cubrimos de manera regular los actos opositores. La única dificultad que tenemos con la oposición es que a veces no quieren hablar con los medios públicos. Discriminan lo público porque sólo se sienten bien hablando en los medios privados.

¿Cuesta cambiar la imagen que la sociedad se hizo de lo público principalmente durante la etapa de las privatizaciones?

La reconstrucción de lo público tiene muy pocos años, a partir de 2003, del gobierno de Néstor Kirchner, y se ha transformado en el verdadero eje ideológico y político de este proyecto de gobierno. Y sí, cuesta mucho, pero hay una decisión política de que eso ocurra, y en los medios públicos se ve entre otras cosas, por el nivel de inversión que hay en cada una de las emisoras, la compra de tecnología, el nivel de calidad que han conseguido los medios públicos es muy satisfactorio. Uno ve Paka Paka, canal Encuentro, la pantalla de la TV Pública, las miniseries, lo que se ha producido, se nota que la calidad es otra, mejor.

¿Cómo ve al periodismo de hoy, que se debate entre la militancia y el corporativismo?

Yo vengo de trabajar en empresas privadas, incluida Clarín. Ahí también había líneas editoriales. Lo que pasa es que la información circula de manera diferente en los medios públicos y privados. En los medios privados la información es una mercancía que se compra y se vende al mejor postor. No hay periodismo independiente en las corporaciones. Y esta idea de mercancía de la información ha mutado, es un paradigma en crisis, porque la revolución científico-técnica ha hecho que la información circule sin límites.

La aplicación de la Ley de Medios vuelve a estar en el centro del debate político. ¿Cuál es su posición?

La Ley de Medios de la democracia es lo mejor que ha ocurrido en la Argentina en materia de comunicación. Yo digo que es un pacto civilizatorio, que adecua realmente esta idea de que la información no tiene dueño. La información debe ser producida libremente, debe circular sin restricciones y debe estar financiada para las mayorías.

¿Considera que tiene alguna debilidad la Ley?

Creo que es lo que pudimos conseguir en esta etapa de la historia, y todavía no la hemos podido aplicar plenamente. La nuestra es una ley muy progresista para la Argentina y para la región, pero no alcanza el rigor que tiene la ley en Estados Unidos, donde los grupos que tienen un diario no pueden tener un canal de televisión. Creo que uno de los aspectos que la norma no abordó, y que sería muy importante que se modificara, es la prohibición a las corporaciones dedicadas a la comunicación de la integración horizontal con negocios que no tienen que ver con la comunicación como, por ejemplo, Expoagro o el petróleo o la telefonía. 

La apropiación monopólica de la información es una traba no sólo para la libertad de expresión sino para el desarrollo de nuestras sociedades. En este sentido, la Ley de Medios es nuestra revolución francesa.

¿Quiere decir con esto que la lucha es más bien política?  

Absolutamente. Lo que se define aquí es quién manda en el Estado Democrático. Si el Estado, con sus leyes, con sus mayorías, o los grupos corporativos. Esto es muy importante. Es una batalla política, cultural y no está dirigida al Grupo Clarín, que no va a desaparecer, simplemente debe adecuarse, como todos los demás grupos. La Ley es para todos igual.

¿Cuáles son las novedades para la programación de 2013?

Lo único que puedo decirle es que la Radio tiene éxito. Estamos contentos, y los oyentes también. Hemos tenido numerosos premios en estos tres años. Premios de la Bienal de México, premios Eter; sin dudas subió la calidad profesional. En esta radio no vas a encontrar “chivos” y miembros de la política nacional que tengan espacios cooptados. Esta es una radio hecha por periodistas.

*Sociólogo y Periodista

Notas relacionadas

Turnos de cremación con 6 meses de demora


Buscan reponer los fondos de la Ley de Bosques


“La debilidad básica está en que nuestros controles no son vinculantes”


“El Consejo de la Magistratura está paralizado”


“Hay un debilitamiento de los organismos de control”


“La corrupción empieza cuando un gobierno toma una decisión que sólo beneficia a los más ricos”