24/05/2013 La policía Metropolitana en la mira

“El Gobierno porteño está construyendo una guardia pretoriana de choque”

Así calificó el Auditor General de la Ciudad de Buenos Aires, Eduardo Epszteyn, al accionar de la fuerza de seguridad porteña en el Hospital Borda. Además, señaló que desde que se creó en 2008 acumula gastos por más de “4.000 millones de pesos”. Según confirmó, durante el año pasado se compraron “cinco mil postas de plomo para las escopetas 1270”.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ordenó llevar a cabo una auditoría para evaluar el desempeño de la policía Metropolitana durante la represión ocurrida en el Hospital Neuropsiquiátrico Borda. En declaraciones a los medios, Guillermo Montenegro, ministro de Justicia y Seguridad porteño, comentó que se analizará el accionar de los funcionarios públicos e indagará si hubo "excesos".

La Auditoría Externa Policial (AEP), que depende de la cartera que conduce Montenegro, será la encargada de realizar las investigaciones pertinentes respecto al accionar de la fuerza policial. A su vez, este organismo auditó la actuación de los policías durante el conflicto del Parque Indoamericano, en donde murieron Bernardo Salgueiro y Rosemarie Chura Puña, pero no realizó las investigaciones correspondientes a los efectivos involucrados.

En diálogo con Gestionpublica.info el titular de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, Eduardo Epszteyn, condenó estos hechos y manifestó que con la policía Metropolitana “el Gobierno de la Ciudad está construyendo una guardia pretoriana de choque”. Igualmente, aclaró que el organismo de control que integra no tiene competencia para auditar el accionar de los efectivos. Sin embargo, confirmó a este medio que la AGCBA está en pleno trabajo de campo estudiando el sector de Recursos Humanos de la fuerza. “Se trata de una auditoría rutinaria que está incluida en nuestro plan anual”, detalló.

Además, el funcionario porteño reveló que el presupuesto asignado desde que se creó la fuerza supera “4000 millones de pesos”. “Me tomé la molestia de ver en el Boletín Oficial de la Ciudad las compras y me encontré con que en mayo del año pasado la policía metropolitana compró cinco mil postas de plomo para las escopetas 1270 y fisiles con mira telescópica y de asalto”, indicó Epszteyn.

También, el ex legislador de la Ciudad, recordó: “En la investigación por los lamentables hechos del Parque Indoamericano Guillermo Montenegro dijo que la Policía Metropolitana no pudo ser la causante de las muertes porque no se compran este tipo de armamentos. La pregunta del millón es si no las usan ¿para qué las compran?”.

Otro aspecto que cuestionó Epszteyn fue que la fuerza de seguridad de la Ciudad no cuenta con un “protocolo de actuación”: “Los hechos del otro día dan cuenta del autogobierno que existe en la policía metropolitana. No hubo autoridad política en el Borda. Ni el ministro Montenegro ni el Jefe de la Policía (Horacio Giménez) estuvieron  presentes”.

“La policía metropolitana  fue creada para ser una fuerza dedicada a los delitos menores”, recordó el auditor de la Ciudad y añadió: “Hoy estamos en manos de ex comisarios echados de la Federal. Desde el principio con la designación de (Jorge “Fino”) Palacios hay una política marcada por el propio Mauricio Macri que justifica estos hechos de violencia”. 

Notas relacionadas

Drones, radares y sensores en los pasos fronterizos


Dos nuevas webs fomentan el acceso a la información


Despapelización vs. tarea del control


Nuevos desafíos para el control


Pueblos originarios: Denuncian violación de sus derechos


Una reflexión sobre el “buen gobierno”