09/05/2013 Dos miradas

Tras la represión en el Borda, posturas cruzadas

Para el legislador del MST, Alejandro Bodart, lo que ocurrió en el Hospital neuropsiquiatrico semanas atrás merece que se accione “frente a los responsables”. Por ese motivo, denunció penalmente al Jefe de Gobierno porteño y pidió que se le inicie un juicio político. Por su parte, Jorge Garayalde, del PRO, remarcó que mientras no exista un dictamen de un juez o de la Auditoría Externa Policial, “no hay ningún tipo de actitud para analizar”.

Tras la brutal represión de la policía metropolitana a médicos, pacientes, trabajadores y periodistas que tuvo lugar el 26 de abril pasado en el Hospital Borda, el legislador porteño por el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) Alejandro Bodart denunció penalmente al jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Mauricio Macri y pidió que se le inicie un juicio político.

“Lo que pasó en el Borda merece la atención de toda la sociedad y que accionemos frente a los responsables. Por eso presenté una demanda penal contra Macri, el ministro de Justicia y Seguridad Guillermo Montenegro, al de Desarrollo Urbano, Daniel Chain y al jefe y su jefe de la Metropolitana (Horacio Giménez y Ricardo Pedace)”, apuntó Bodart en diálogo con Gestionpublica.info.

Por su parte, Jorge Garayalde, diputado del PRO y presidente de la Junta de Ética e integrante de la comisión de Justicia en la legislatura porteña, habló con este medio y le respondió a Bodart: “Antes de analizar la conducta del jefe de gobierno hay que analizar la conducta de la oposición”. Y agregó: “Hasta que no haya un dictamen de un juez o de la Auditoría Externa Policial no hay ningún tipo de actitud para analizar”. 

“Los efectivos violentaron una orden que impedía ingresar en el pabellón 19 del Borda y desataron  una represión completamente injustificada. Es necesario que semejante incumplimiento de la ley sea juzgado contando con los mecanismos constitucionales como el juicio político”, aseguró Bodart quien además recordó que “Macri ya está procesado por las escuchas ilegales”.

Consultado sobre la fuerte violencia que desató la metropolitana, Garayalde se limitó a opinar: “A uno le preocupa que tirarle piedras a la policía sea considerado un deporte. A pesar de haber 19 policías heridos, la oposición no se solidarizó con ellos que son trabajadores con esposas e hijos”. “No se pueden dar en una manifestación los hechos de violencia como los que hubo ni de parte de los manifestantes ni de parte de la policía. Tenemos que aprender a manejarlo de otra manera”, añadió.

Además, el dirigente del Pro, pidió a la oposición que se “haga cargo” ya que “la legislatura aprobó que se construyera en ese predio el Centro Cívico”.

Antecedentes

Este es un conflicto de larga data. En 2011 Macri anunció el traslado al predio que pertenece al Hospital Borda de la Jefatura de Gobierno porteña y los ministerios de Educación, Desarrollo Urbano, Ambiente y Espacio Público, Desarrollo Económico y Hacienda.

En ese espacio actualmente se dicta el Taller Protegido Nº 19 a través del cual los pacientes, como parte de una acción terapéutica, realizan diversas tareas manuales como fabricar muebles. Para proteger esta iniciativa la Sala II del fuero Contencioso Administrativo suspendió la construcción del Centro Cívico. Esta acción judicial, según denuncian desde la oposición, fue la que desoyó el gobierno de la ciudad, a través de la policía metropolitana, al decidir ingresar al neuropsiquiátrico.

Notas relacionadas

Turnos de cremación con 6 meses de demora


Buscan reponer los fondos de la Ley de Bosques


“La debilidad básica está en que nuestros controles no son vinculantes”


“El Consejo de la Magistratura está paralizado”


“Hay un debilitamiento de los organismos de control”


“La corrupción empieza cuando un gobierno toma una decisión que sólo beneficia a los más ricos”