02/08/2013 Para la explotación de petróleo y gas no convencional

Afirman que Neuquén no está en condiciones de controlar el contrato entre Chevron e YPF

Lo dijo el diputado provincial por el Frente Grande, Raúl Podesta. La tarea de fiscalización va a recaer en la secretaria de Medio Ambiente local, que deberá garantizar que no se dañen los recursos naturales. Igualmente, destacó que “es un acuerdo muy importante para el país” y que es preciso “poner en valor los yacimientos”.

La Secretaria de Medio Ambiente de Neuquén hoy “no está en condiciones de controlar” el contrato que le permite a Chevron realizar tareas de exploración y explotación de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta. Así lo expresó ante Gestionpublica.info el diputado provincial por el Frente Grande, Raúl Podesta.

El miércoles pasado el CEO de YPF, Miguel Galuccio, participó a través de una videoconferencia de un acto junto al gobernador de Neuquén Jorge Sapag quien suscribió su apoyo al contrato emitido con la empresa norteamericana y confirmó que elevará el proyecto a la Legislatura neuquina quien será la encargada de tratar la iniciativa el 14 de agosto próximo. Durante el encuentro, Galuccio destacó la importancia de haber recibido está inversión la cual permitirá desarrollar la explotación de petróleo y gas no convencional. Asimismo, Sapag señaló en declaraciones a los medios que “se generarán 12 mil puestos de trabajo”.

El acuerdo con Chevron se da en el marco del Programa de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas que promueve el gobierno nacional. Tras diez meses de negociación, la empresa estadounidense se comprometió a invertir cerca de U$S 1500 millones en un plazo de 35 años. De aprobarse esta iniciativa, la provincia de Neuquén será la encargada de velar por el cumplimiento de los compromisos pactados con Chevron y garantizar que no se dañen los recursos naturales.

En diálogo con este medio, Podestá consideró que es preciso “poner en valor los yacimientos”, siempre y cuando “el Estado preserve los intereses medioambientales de todos los argentinos”. Y añadió: “Creemos que es un acuerdo muy importante para el país. Entre las condiciones que vamos a poner para acompañar este proyecto en la legislatura, pedimos que el estado provincial gestione los recursos necesarios para controlar esta iniciativa que implica un crecimiento enorme en la actividad hidrocarburífera de Neuquén”.

Por su parte, Fernanda Reyes, la precandidata a Senadora por Coalición Sur en UNEN, explicó que la extracción no convencional de petróleo “puede traer contaminación en el agua” y acusó que “falta claridad sobre qué se va a hacer con el agua residual”. Además, Reyes cuestionó que hasta el momento los diputados provinciales “no han tenido acceso a ninguna cláusula del acuerdo firmado entre YPF y Chevron”.

Según publicó La Nación, el gobernador Sapag acordó con el Ministerio de Planificación recibir 64 obras por $1000 millones en las áreas de mayor impacto petrolero. Con ese dinero, la provincia se comprometió a realizar obras públicas que serán pautadas en conjunto con los intendentes.

El precandidato a senador nacional por SUMA+ del frente UNEN, Rodolfo Terragno, también opinó sobre este asunto y pidió que “urgentemente la Auditoria General de la Nación controle YPF”. Consultada sobre este punto, Reyes sentenció: “Puede pensarse en un control externo pero en este momento hay que evitar que el Fracking llegue a Argentina”. 

Notas relacionadas

Despapelización vs. tarea del control


Nuevos desafíos para el control


Pueblos originarios: Denuncian violación de sus derechos


Una reflexión sobre el “buen gobierno”


Reforma laboral en debate


Lanzan un portal de transparencia para la obra pública