06/04/2011 En San Antonio, Río Negro

Como el Tribunal de Cuentas comunal demoró juicios a funcionarios, el presidente del organismo los denunció penalmente

Hace cinco meses que el organismo lleva a delante procesos de responsabilidad y cuentas a tres funcionarios por la construcción de una calle que salió $ 170 mil. Pero, por las demoras, el titular del ente decidió doblar la apuesta. “No comparto la postura de la inacción”, dijo, en referencia a sus pares.

El presidente del Tribunal de Cuentas de la localidad de San Antonio, provincia de Río Negro, Diego Colantonio denuncio penalmente a tres funcionarios de ese municipio por presunta estafa y defraudación al erario público.

Los funcionarios en cuestión son el secretario de Hacienda, Luís Esquivel, el secretario de Obras Públicas, Claudio Palomequez y Mario Dorini, ex delegado de la villa portuaria.

La denuncia es por una contratación directa a una empresa local para realizar un camino costero de 500 metros. La obra también incluyó el corrimiento de un médano que le dio paso a una calle en la manzana del puerto local. Por el emprendimiento se pagaron $ 170 mil.

El Tribunal de Cuentas provincial le realiza hace cinco meses un juicio de responsabilidad a Palomequez y Dorini, más un juicio de cuentas Esaquivel.

Ante la demora del organismo de control, el presidente del Tribunal declaró en los medios de la provincia de Río Negro que decidió efectuar la denuncia para “evitar las responsabilidades que surgirán en el caso de que no avancen los procesos, porque no comparto la postura de inacción”, en clara referencia a sus colegas del organismo de control.

Notas relacionadas

Despapelización vs. tarea del control


Nuevos desafíos para el control


Pueblos originarios: Denuncian violación de sus derechos


Una reflexión sobre el “buen gobierno”


Reforma laboral en debate


Lanzan un portal de transparencia para la obra pública