01/08/2013 Tras el escándalo de espionaje

“Las empresas norteamericanas tienen que recuperar la confianza de sus usuarios”

Beatriz Busaniche, de la Fundación Vía Libre, se refirió al pedido de Google, Microsoft y Facebook, entre otras, quienes reclamaron más transparencia al gobierno de Estados Unidos. A través de una misiva, pidieron permiso para hacer pública la información de sus usuarios que le brindan a las agencias de vigilancia.

Luego de que Edgard Snowden hiciera público el sistema de espionaje que utiliza la Agencia de Seguridad Nacional estaudonidense para recabar información sobre los usuarios que diariamente navegan por Internet, las empresas Apple, Google, Microsoft y Facebook, entre otras, reclamaron más transparencia al gobierno de Estados Unidos, hoy a cargo de Barack Obama. Según trascendió en distintos medios de comunicación, pidieron permiso “para difundir públicamente qué información de sus usuarios aportan al gobierno, puntualmente a las distintas agencias de vigilancia”.

Beatriz Busaniche de la Fundación Vía Libre habló con gestionpublica.info y aseguró quese puso de manifiesto que hay una gran serie de solicitudes de intervención de comunicaciones bajo las órdenes del tribunal FISA, que son órdenes secretas, de un tribunal secreto y las empresas tienen prohibido reportarlas”.

“Las empresas norteamericanas están en un problema serio, recuperar la confianza de los usuarios a nivel global. Google tiene una política de transparencia bastante interesante, tienen el Transparency Report donde publican todos los pedidos de bajas, contenidos que tienen por distintas razones, discriminan las órdenes judiciales, pedidos de gobierno, etc. Transparentan lo que ellos hacen con los resultados de búsquedas, servicios de blog, etc. Pero no todas las empresas tienen este tipo de política”.

“Cuando surgió todo el escándalo con Snowden, se puso de manifiesto que hay una gran serie de solicitudes de intervención de comunicaciones bajo las órdenes del tribunal FISA, que son órdenes secretas, de un tribunal secreto y las empresas tienen prohibido reportarlas. En el Transparency Report de Google por ejemplo no están las órdenes recibidas bajo FISA, eso es lo que están reclamando”.

“Son órdenes libradas de manera secreta y que no le hacen ninguna buena prensa a las empresas involucradas. Tienen que limpiar su imagen a nivel internacional, además de que no hay que olvidar que buena parte de los usuarios de estas empresas son gobiernos, organizaciones sociales, empresas, muchas entidades que tienen mucho interés en preservar su intimidad más allá del hecho de los ciudadanos en sí mismos. Buena parte de los clientes de estas empresas son entidades que a partir de esto se van a replantear seriamente lo que hacen con sus servicios”.

“Se abrió un debate muy grande sobre todo esto. Pero lo cierto es que legislativamente no esta cambiando demasiado la cuestión. Ayer hubo un debate en el parlamento sobre las órdenes que emiten FISA y la retención de datos que hace la Nacional Security. Estados Unidos no revisa estas políticas con un ojo crítico. Todavía la doctrina de la seguridad nacional se sigue imponiendo. No parece que pueda haber cambios en este punto. Apenas se supo un alto porcentaje de los cuidadnos norteamericanos vieron con buenos ojos que Estados Unidos lo haga, el mismo Obama dijo que se estaban respetando los derechos de los norteamericanos y que iba a hacer todo lo que este a su alcance para proteger su intimidad. El discurso publico esta instalado en esos términos”. 

Notas relacionadas

Venezuela: las noticias y la realidad


Terrorismo en Europa: una lucha desigual


Trump y la crisis del orden mundial


Crisis, descomposición estatal y revueltas carcelarias


América Latina: un 2017 poco promisorio


Argentina: última en el ranking de Transparencia