15/08/2013 En la legislatura

Se realizó el I Congreso de Transparencia y Gobierno Abierto

El encuentro fue organizado por el ministerio de Modernización y la Subsecretaría de Asuntos Públicos de la Ciudad de Buenos Aires. El Jefe de Gobierno Porteño, Mauricio Macri, fue el encargo de abrir la jornada e indicó que “no hay que tener miedo a que la información esté en manos de toda la población”. Participaron también la Defensora del Pueblo de la Ciudad, Alicia Pierini; el ex Auditor porteño, José Luís Giusti y Hugo Quintana, Secretario General de la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC).

Organizado por el ministerio de Modernización y la Subsecretaría de Asuntos Públicos de la Ciudad de Buenos Aires, el primer jueves de agosto se realizó un Congreso de Transparencia y Gobierno Abierto en la Legislatura porteña. Durante la apertura, el Subsecretario de Asuntos Públicos de la Ciudad, Álvaro González, sostuvo que “la transparencia es fundamental para la vida institucional de la Ciudad” y por eso se decidió la organización del evento. Asimismo, afirmó: “Éstos conceptos se transformaron en una decisión política cuando se creó el Ministerio de Modernización”.

Luego de la breve presentación de González, fue el propio Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, quien se refirió a lo oportuno del evento: “Se realiza en un momento justo. Donde estamos debatiendo qué tipo de sociedad queremos y en qué tipo de democracia creemos”.

En ese sentido, definió que “la democracia es una herramienta en la cual cada uno puede decir lo que piensa y expresarlo con absoluta libertad y sin miedos”, y deseó: “Las conferencias como las de hoy nos marcan un camino de cercanía y de transparencia. Espero que el país entero entienda la oportunidad histórica que tenemos de un gobierno abierto”.

Promediando la jornada, se desarrolló el panel “El rol de los Organismos de Control”, en el cual disertaron la Defensora del Pueblo de la Ciudad, Alicia Pierini; el Ex Auditor porteño, José Luís Giusti y Hugo Quintana, Secretario General de la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC).

Durante su exposición, Quintana sentenció: “El control no es oposición, el control es un límite. Sin límite no hay democracia y sin democracia no hay república”.   

“Nuestro país siempre busca soluciones mágicas para problemas que no tienen ningún remedio que no sea a partir del trabajo. Los argentinos no creemos en el control. Queremos el control para los demás. Cuando nos toca a nosotros tratamos de esquivar el bulto”, continuó Quintana.

Además, el Secretario General de APOC reconoció al Gobierno de la Ciudad: “Sin pertenecer a éste espacio político considero que se han esforzado en organizar este evento, en torno a un tema que se habla mucho pero que se hace poco”.

Por su parte, Alicia Pierini, enfocó su disertación en explicar las actividades y facultades de la Defensoría porteña. “La Defensoría no controla funcionarios, ni licitaciones, pero si controla los resultados de las políticas públicas, que son la vigencia, o no, de los derechos de los ciudadanos”, detalló.

Además, manifestó que “sería importante, en marco de los derechos de las personas, agregar en la gestión el acceso a la información pública”, pero advirtió: “Tenemos que insistir en que la información tiene que ser veraz. Cuando los datos no son veraces, se hacen análisis inciertos. Hay que saber como se los recolectó y que fuentes tienen”.

OTRAS VOCES

José Luís Giusti, ex Auditor General de la Ciudad de Buenos Aires:

“El sistema de control que rige para el sector público en Argentina data de 1992. A través de la Ley Nº 24.156.

Gracias a esa Ley, los organismos de control no tienen ninguna capacidad de prevenir un acto administrativo ilícito. Además esa Ley acabó con la facultad para efectuar las investigaciones de la conducta de los funcionarios públicos con juicios de cuentas”.

“Hay una costumbre en el auditor de analizar papeles más que políticas públicas y más allá de eso, que es censillo de resolver, hay un problema que está en la misma Ley, que es que el sistema de control es posterior y ninguna metodología de evaluación seria se puede realizar una vez que la política pública finalizó”.

Moisés Sánchez, integrante de la Alianza Regional por la Libre Expresión e Información por Chile:

“Al desarrollarse éstas tecnologías en Argentina surge la necesidad de preguntarse si todo este tipo de actividades, como este evento, de que manera van a contribuir a la regulación del acceso a la información con todos los estándares que corresponden”.

Antonio Di Pietro, ex Fiscal Italiano e impulsor del proceso judicial “Manipulite” iniciado en 1992.

“Para la correcta gestión de los asuntos públicos se necesita transparencia plena. Es el instrumento principal de la democracia y se debe brindar la mayor cantidad de información posibles”.

“Se debe tener cuidado con el uso de las nuevas tecnologías. Puede desembocar en un monopolio de la información”.

Notas relacionadas

Córdoba militarizada


Gremialismo docente en la picota


“El Ecoparque no ha cumplido con nada de lo planeado”


126 mil personas viven en situación de hacinamiento


La SIGEN auditará el presentismo de empleados públicos


Nadie sabe qué pasa con la recaudación de Calles Seguras