28/08/2013 Opinión

Las redes sociales y la cultura democrática

Por Elaine Ford*. La globalización, la penetración de la banda ancha, el auge de las nuevas tecnologías de la información y el uso de las redes sociales son una realidad que está inserta en nuestra vida cotidiana. Todo ello permite, entre otras cosas, la efectividad, la inmediatez y un mayor alcance de lo que se desea transmitir. Internet y los medios digitales cada vez cobran mayor importancia en nuestro quehacer diario. No podemos, entonces, ser indiferentes a esta realidad.

Hablar de las redes sociales supone una diversidad infinita de temas. Hablamos de una nueva cultura que empieza a florecer. Aparentemente su dimensión es universal y el poder que éstas han ido asumiendo en nuestra sociedad es inmenso. Estamos viviendo una revolución tecnológica que conlleva a modificar los patrones tradicionales antes empleados en el ámbito político, social y cultural. Una revolución que va de la mano con el auge económico y los patrones de consumo que viven ciertas naciones. 

Las redes sociales han permitido una nueva forma de interactuar entre los individuos, de relacionarse, de manifestarse y de expresarse libremente. Pero además del plano de la comunicación, a través de las redes sociales los ciudadanos han aprendido a organizarse, a movilizarse, a construir tejidos sociales que facilitan su participación en los asuntos públicos. Los recientes casos en Turquía, Brasil, Egipto y el Perú son la mejor muestra. Con ello se ha logrado el empoderamiento del ciudadano y esto es un punto crucial, porque través de las redes se la ha otorgado al ciudadano una serie de facultades para ejercer libremente sus derechos y reivindicar la esencia de la democracia directa.

Las redes sociales son el espacio idóneo para construir una cultura de democracia, en donde la sociedad civil pueda expresarse y organizarse abiertamente. En un contexto de profundo individualismo y en una era de mayor flujo de información, las redes sociales son la mejor plataforma para la construcción de ciudadanía.

Por supuesto, estas herramientas no sólo se atribuyen al ciudadano y a la sociedad civil. También existen distintos campos en donde también se hace uso de las redes sociales, aprovechando los aspectos positivos que éstas ofrecen. Estos campos son:

Los partidos políticos. Ha surgido una nueva forma de hacer política, de obtener seguidores, partidarios y ganar votos. 140 caracteres en un tweet en la actualidad tiene casi el mismo efecto de los mítines y grandes discursos de antaño. Evidentemente ambas actividades se complementan. Lo cierto que es que el político ya ha sido capaz de adaptar su desempeño a las nuevas plataformas tecnológicas. Incluso, también se ha constatado que los políticos hoy en día optan por comunicarse a través de un tweet, evitando así las conferencias de prensa y el intercambio directo.

La administración pública. Las instituciones del Estado también hacen uso de estas plataformas digitales, sin embargo, es necesario establecer una política orientada a favorecer la transparencia y el acceso a la información pública a través de las mismas. Es importante que las instituciones públicas regulen el uso de estas redes de manera que su se utilice de manera eficiente y no recaiga en la subjetividad del individuo que administra la red. De acuerdo a un estudio jurídico “Irriarte & Asociados”, en el Perú sólo dos de 26 instituciones públicas tienen lineamientos definidos sobre la gestión de cuentas institucionales en redes sociales.

Los medios de comunicación. Con Internet y las redes ha surgido una nueva forma de hacer periodismo. Mientras el consumo de medios convencionales decrece, el uso de medios digitales aumenta. Estos han sabido adaptarse a las nuevas tecnologías para incrementar sus audiencias y para mantenerse vigentes. Por ningún motivo uno reemplazará al otro, simplemente deben aprender a funcionar juntos y saber aprovechar los aspectos favorables de cada uno.

Y a nivel tecnológico, ¿Qué nos dicen las cifras? Sabemos que Facebook y Twitter son las redes sociales más usadas en el Perú y América Latina es la región más activa en Facebook. El incremento de su uso demuestra que la tendencia será a la alza en los próximos dos años, debido también a la mayor penetración del Internet, al avance de la tecnología, al bajo costo de los celulares y a la diversidad de aplicaciones que éstos ofrecen.

Las plataformas digitales son herramientas con múltiples ofrecimientos. Es importante adaptarse a ellas, comprender sus alcances y beneficios, porque a través de su buen uso se pueden lograr cambios reales en nuestra sociedad. El cambio más favorable que estamos evidenciando en la actualidad es la construcción de una cultura democrática.

*Directora y Fundadora de Democracia & Desarrollo Internacional (D&D Internacional. Lima, Perú / www.ddint.org

 

Notas relacionadas

Conexión Segura y delitos informáticos


Revelan una baja aplicación de la Ley de Medios en el tercer sector


“Apoyamos este debate y todo tipo de control”


¿Cómo nos ven?


La salud de Cristina, en el podio de las redes sociales


Nueva herramienta para difundir el control