15/10/2013 Entrevista

Reúnen las declaraciones juradas de los funcionarios públicos en un sitio web

La iniciativa, impulsada por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, la Fundación Directorio Legislativo, Poder Ciudadano y el diario La Nación, incluye la evolución patrimonial de 260 agentes estatales. Sus organizadores, aseguran que es una propuesta para hacerle frente al “ocultismo del Poder Judicial”.

Las declaraciones juradas de los funcionarios públicos de los tres podes del Estado encontraron su lugar en una nueva página web. Promovido por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), Fundación Directorio Legislativo, Poder Ciudadano y el diario La Nación, este sitio (www.lanacion.com.ar/declaraciones-juradas) incluye 600 DDJJ de 260 agentes estatales.

La plataforma contiene además información detallada sobre la evolución en materia de ingreso de jueces, legisladores y miembros del Poder Ejecutivo. Juan Ortiz Freuler de ACIJ, remarcó que la iniciativa tuvo “muy buena repercusión en las redes”. Según explicó, “el Poder Judicial, en tanto no se elige democráticamente, debe estar sometido a un escrutinio estricto por parte de la población”. Y agregó: “Con concursos poco transparentes se corre riesgo de que se designen abogados que respondan a intereses de algún sector del poder económico o político”.

¿Cuáles son las principales debilidades que encuentran en el mecanismo de selección de jueces y que motivó la creación de esta página web?

Prácticamente nadie sabe cómo llegan los jueces a sus cargos. La gente vota representantes en el Legislativo y en el Ejecutivo, pero no tiene idea cómo se designan a los integrantes de la Justicia. Esto es una consecuencia de la falta de cercanía del Poder Judicial. Se observa, por ejemplo, en el uso de un vocabulario excesivamente técnico. El ciudadano común requiere de un abogado no sólo para defender sus derechos, sino para que le haga de intérprete.

¿Cuál es la política en general del Consejo de la Magistratura en materia de transparencia? 

En general estos órganos brindan acceso a escasa información y no tienen mucho interés en crear canales de comunicación con la ciudadanía. El Consejo de la Magistratura debe asumir un liderazgo claro en materia de comunicación sobre temas del Poder Judicial. Esta comunicación no sólo debe satisfacer al público ya interesado en estos temas, sino que tiene la obligación de crear espacios de capacitación, sensibilización y debate en secundarios, clubes de barrio y Universidades. A su vez, y como correlato de esta falta de contacto en la actualidad, son pocos los Consejos de la Magistratura que abren canales para recibir opiniones de la ciudadanía sobre los concursantes.

¿Considera que se puede cambiar este paradigma en el Poder Judicial?

El Poder Judicial está integrado por cientos de personas que tienen visiones muy distintas. Eso se empezó a ver desde afuera a partir de los debates públicos previos a la presentación de proyectos de reforma del Poder Judicial. La aparición de Justicia Legítima, los debates con (y dentro de) la Asociación de Magistrados, la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN), entre muchos otros, demuestran esto. Estas diferencias son sanas. La energía con la cual surgieron muestra que hubo una fricción silenciosa durante años.

¿Qué es lo que se debería modificar?

Lo que se debe modificar son sobre todo las formas en los procesos de selección de jueces, el modo de llevar adelante un juicio, la relación entre las partes y el juez, etcétera. Eso inevitablemente llevará a cambiar la relación entre los actores que conforman el Poder Judicial y la percepción que tiene la gente. Esto puede cambiar en la medida en que haya una masa crítica de actores de distintos sectores que coincidan en esa necesidad. Lo importante es que la ciudadanía se involucre para que las modificaciones no sean sólo en beneficio de grupos de interés.

¿Cuál fue la repercusión de la plataforma en la ciudadanía hasta ahora?

Tuvo muy buena repercusión en las redes. Lanzamos hace unos días y más de 100 personas ya compartieron la plataforma en Facebook y en sus cuentas de Twitter. ¡Pero queremos más! Nuestra meta es que la ciudadanía tenga un espacio en el cual pueda entender cómo funciona el proceso e involucrarse en su reforma.

¿Y cuál fue la respuesta de los funcionarios públicos ante esta propuesta?

Tuvimos contactos informales con algunos funcionarios que recibieron con entusiasmo la iniciativa. Es importante destacar que hay mucha gente dentro de los propios Consejos de la Magistratura que sienten frustración al ver la falta de información que tiene el público. A ellos la plataforma les resulta útil como herramienta para evaluar, por ejemplo, cómo se realiza el proceso de selección en otras provincias.

¿Qué provincia está mejor parada en relación al manejo transparente del proceso de selección de jueces?

Ninguna provincia lidera claramente en estos temas. Sí hay cuestiones interesantes. En la ciudad de Buenos Aires el Consejo tiene un canal de You Tube a través del cual publican entrevistas a los concursantes. En Santa Fe la entrevista se realiza en un lugar público. En Neuquén cualquier persona puede impugnar la idoneidad del concursante. El Consejo de la Magistratura de la Nación publica online los CV de todos los concursantes. Sin embargo, estas prácticas deberían convertirse en estándares mínimos en los próximos años. El Poder Judicial, en tanto no se elige democráticamente, debe estar sometido a un escrutinio estricto por parte de la población. Con concursos poco transparentes se corre riesgo de que se designen a abogados que respondan a intereses de algún sector del poder económico o político. 

Notas relacionadas

Arrancó Escuela de Vecinos en San Isidro


#Interbarometro


Plenario del programa educativo Escuela de Vecinos


Se lanzó el nuevo portal de la AGN


#Interbarometro semanal


Pilar entre los 6 municipios transparentes de Argentina